Lugares Destacados

Ciudad Monumental de Cáceres
Ciudad Monumental de Cáceres
Fiesta del Cerezo en Flor
Fiesta del Cerezo en Flor
Gastronomía Cacereña
Gastronomía Cacereña
Parque Nacional de Monfragüe
Parque Nacional de Monfragüe
Real Monasterio de Guadalupe
Real Monasterio de Guadalupe
Ruta del Emperador Carlos V
Ruta del Emperador Carlos V

Lugares Destacados

Palacio de Medina Azahara
Palacio de Medina Azahara
Alcázar de los Reyes Cristianos
Alcázar de los Reyes Cristianos
Bajá de la Virgen de la Sierra
Bajá de la Virgen de la Sierra
Parque Natural de Cornalvo
Parque Natural de Cornalvo
Puente Romano
Puente Romano
Carnaval del Toro
Carnaval del Toro

Agenda de Eventos

Patrimonio Cultural y Natural

“Regar una tostada de pan de pueblo con nuestro aceite afrutado, entomatarlo y añadir después unas lasquitas de jamón de Montanera: un manjar natural de nuestra gastronomía “.

La gastronomía extremeña tiene unas características muy peculiares. Al saber hacer, con productos naturales y guisos caseros, propios de pastores y gentes de campo, se une la delicadeza y la serenidad de conventos y monasterios: comidas monacales que gozan de un exquisito gusto por las especias y guisos refinados de aves y pescados . Y un especial toque repostero. Si a ello añadimos la influencia de la gastronomía portuguesa en la creación de algunos suculentos platos, sobre todo en las comarcas más próximas al vecino país, encontraremos una fusión de extraordinaria calidad en cuanto a colores, sabores y olores. La capacidad de componer platos elaborados con productos naturales y de calidad hace de nuestra gastronomía un atractivo turístico y cultural excelente.Degustar unas migas extremeñas como lo hacían los pastores de antaño, y compartir un cacho de pan y queso acompañados de una bota de buen vino, nos ayudará a entender la comida y su disfrute como valor cultural único. Dentro de los productos de primera, especial lugar ocupa el jamón de pata negra o de Montanera, procedente de cerdos criados en plena naturaleza, correteando por extensas dehesas y comiendo lo que ésta les regala: bellotas. A esta forma de cría y de alimentación, así como a la curación posterior de su carne a temperatura idónea y oreada de forma natural, debemos este producto estrella: un manjar exclusivo para los más exigentes paladares. Además poseemos los cabritos que, al aire libre, brincan por las sierras de la Alta Extremadura y nos ofrecen una carne rica en fibras, de un extraordinario y suave sabor. El cabrito es muy conocido en sus guisos de calderetas, o asado a las brasas: el cochifrito, otro exquisito plato tradicional. Para condimentar hemos utilizado especias, como el Pimentón de la Vera, de excelente calidad; tomillo, orégano y otras plantas aromáticas recolectadas del campo, que consiguen unos guisos de autentica riqueza: aromas y sabores campestres a disposición de nuestros sentidos.

Galería

Ficha técnica

Dirección:  (Cáceres)
  • No se han encontrado comentarios
Añadir comentarios

Logo Club del JamónLogo LeaderLogo Ministerio