Lugares Destacados

Gruta de Las Maravillas
Gruta de Las Maravillas
Castillo Duques de Alba
Castillo Duques de Alba
Minas de Rio Tinto
Minas de Rio Tinto
Costa de la Luz
Costa de la Luz
Fiesta del Cerezo en Flor
Fiesta del Cerezo en Flor
Santuario de la Peña de Francia
Santuario de la Peña de Francia

Nuestros Pueblos

En 1594 pertenecía a la Tierra de Trujillo en la Provincia de Trujillo A la caída del Antiguo Régimen la localidad se constituye en municipio constitucional en la región de Extremadura, desde 1834 quedó integrado en el Partido Judicial de Trujillo. El famoso cerro de San Pablo es un grandioso museo, donde se conserva para los estudiosos todo lo que puede interesar de aquella civilización que tuvieron los celtíberos de nuestra región, como si a este punto se hubiera hecho centro o núcleo de una gran familia de aquellas con que se las tuvo que ver muy seriamente el pueblo romano, como antes el cartaginés y el fenicio. Baste decir que abundan los sepulcros, las vías, en los recintos sagrados, las construcciones, las cuevas, las fortificaciones y defensas, hasta la escritura ibérica. Todo esto fue utilizado posteriormente por romano, que nos dejaron el pueblo sembrado de lápidas, inscripciones, objetos, como pesos y medidas, vestigios de sus industrias, caminos, cultivos de árboles y flores casi en mayor número y de más importancia que los restos de la época romana de Trujillo. Entre las lápidas sobresale que perpetúa la memoria del célebre Viriato que se presume, por esto, con fundamento que tuvo en este pueblo sepulcro. En el último período de la época árabe tuvo Santa Cruz gran importancia militar, como lo acreditan fortificaciones que se descubren aún de lo más alto del picacho, donde hubo un buen castillo con sus aljibes y fosos bien detallados, bodegas y subterráneos bastante capaces para sostener una lucha prolongada. Magnífica iglesia parroquial, donde hay estilos de todas las épocas, verdaderos primores de arte, éntrelos muchos objetos que encierra. Es una Iglesia que empezó a trazarse a semejanza de Santa María de Trujillo pero que no ha podido renovarse y embellecerse como aquella, aunque a trechos presenta bellezas góticas, como su gran portada del poniente y su magnífico púlpito; obras planteen estas, como el precioso arranque y ménsula de la escalera del coro, varias imágenes y pila bautismal. En la conquista este pueblo recibió nombre de Santa Cruz, ya ellos alude una bellísima cruz gótica que se levantó en su casa Concejo, existe hoy, casi intacta, a las espaldas de la iglesia; se ignora el nombre que le darían los árabes, aunque en tiempos de los romanos -aseguran algunos- se llamó Sambris. En el año 1627 compró este pueblo don Juan de Chaves y Mendoza al mismo tiempo que La Calzada (Herguijuela) y lo hizo villa en señorío, fundando con el título de conde de la Calzada y Santa Cruz. Un nieto del primer señor, llamado don Joaquín de Chaves, levantó el hermoso convento de los Agustinos, cuyas ruinas son hoy todavía vivo testimonio de su magnificencia.

En 1594 pertenecía a la Tierra de Trujillo en la Provincia de Trujillo A la caída del Antiguo Régimen la localidad se constituye en municipio constitucional en la región de Extremadura, desde 1834 quedó integrado en el Partido Judicial de Trujillo. El famoso cerro de San Pablo es un grandioso museo, donde se conserva para los estudiosos todo lo que puede interesar de aquella civilización que tuvieron los celtíberos de nuestra región, como si a este punto se hubiera hecho centro o núcleo de una gran familia de aquellas con que se las tuvo que ver muy seriamente el pueblo romano, como antes el cartaginés y el fenicio. Baste decir que abundan los sepulcros, las vías, en los recintos sagrados, las construcciones, las cuevas, las fortificaciones y defensas, hasta la escritura ibérica. Todo esto fue utilizado posteriormente por romano, que nos dejaron el pueblo sembrado de lápidas, inscripciones, objetos, como pesos y medidas, vestigios de sus industrias, caminos, cultivos de árboles y flores casi en mayor número y de más importancia que los restos de la época romana de Trujillo. Entre las lápidas sobresale que perpetúa la memoria del célebre Viriato que se presume, por esto, con fundamento que tuvo en este pueblo sepulcro. En el último período de la época árabe tuvo Santa Cruz gran importancia militar, como lo acreditan fortificaciones que se descubren aún de lo más alto del picacho, donde hubo un buen castillo con sus aljibes y fosos bien detallados, bodegas y subterráneos bastante capaces para sostener una lucha prolongada. Magnífica iglesia parroquial, donde hay estilos de todas las épocas, verdaderos primores de arte, éntrelos muchos objetos que encierra. Es una Iglesia que empezó a trazarse a semejanza de Santa María de Trujillo pero que no ha podido renovarse y embellecerse como aquella, aunque a trechos presenta bellezas góticas, como su gran portada del poniente y su magnífico púlpito; obras planteen estas, como el precioso arranque y ménsula de la escalera del coro, varias imágenes y pila bautismal. En la conquista este pueblo recibió nombre de Santa Cruz, ya ellos alude una bellísima cruz gótica que se levantó en su casa Concejo, existe hoy, casi intacta, a las espaldas de la iglesia; se ignora el nombre que le darían los árabes, aunque en tiempos de los romanos -aseguran algunos- se llamó Sambris. En el año 1627 compró este pueblo don Juan de Chaves y Mendoza al mismo tiempo que La Calzada (Herguijuela) y lo hizo villa en señorío, fundando con el título de conde de la Calzada y Santa Cruz. Un nieto del primer señor, llamado don Joaquín de Chaves, levantó el hermoso convento de los Agustinos, cuyas ruinas son hoy todavía vivo testimonio de su magnificencia.

En 1594 pertenecía a la Tierra de Trujillo en la Provincia de Trujillo A la caída del Antiguo Régimen la localidad se constituye en municipio constitucional en la región de Extremadura, desde 1834 quedó integrado en el Partido Judicial de Trujillo. El famoso cerro de San Pablo es un grandioso museo, donde se conserva para los estudiosos todo lo que puede interesar de aquella civilización que tuvieron los celtíberos de nuestra región, como si a este punto se hubiera hecho centro o núcleo de una gran familia de aquellas con que se las tuvo que ver muy seriamente el pueblo romano, como antes el cartaginés y el fenicio. Baste decir que abundan los sepulcros, las vías, en los recintos sagrados, las construcciones, las cuevas, las fortificaciones y defensas, hasta la escritura ibérica. Todo esto fue utilizado posteriormente por romano, que nos dejaron el pueblo sembrado de lápidas, inscripciones, objetos, como pesos y medidas, vestigios de sus industrias, caminos, cultivos de árboles y flores casi en mayor número y de más importancia que los restos de la época romana de Trujillo. Entre las lápidas sobresale que perpetúa la memoria del célebre Viriato que se presume, por esto, con fundamento que tuvo en este pueblo sepulcro. En el último período de la época árabe tuvo Santa Cruz gran importancia militar, como lo acreditan fortificaciones que se descubren aún de lo más alto del picacho, donde hubo un buen castillo con sus aljibes y fosos bien detallados, bodegas y subterráneos bastante capaces para sostener una lucha prolongada. Magnífica iglesia parroquial, donde hay estilos de todas las épocas, verdaderos primores de arte, éntrelos muchos objetos que encierra. Es una Iglesia que empezó a trazarse a semejanza de Santa María de Trujillo pero que no ha podido renovarse y embellecerse como aquella, aunque a trechos presenta bellezas góticas, como su gran portada del poniente y su magnífico púlpito; obras planteen estas, como el precioso arranque y ménsula de la escalera del coro, varias imágenes y pila bautismal. En la conquista este pueblo recibió nombre de Santa Cruz, ya ellos alude una bellísima cruz gótica que se levantó en su casa Concejo, existe hoy, casi intacta, a las espaldas de la iglesia; se ignora el nombre que le darían los árabes, aunque en tiempos de los romanos -aseguran algunos- se llamó Sambris. En el año 1627 compró este pueblo don Juan de Chaves y Mendoza al mismo tiempo que La Calzada (Herguijuela) y lo hizo villa en señorío, fundando con el título de conde de la Calzada y Santa Cruz. Un nieto del primer señor, llamado don Joaquín de Chaves, levantó el hermoso convento de los Agustinos, cuyas ruinas son hoy todavía vivo testimonio de su magnificencia.

Puntos de interés

• Cerro de San Gregorio
• Iglesia Parroquial
• Ruina Monasterio

Eventos y Fiestas

• SANTA RITA: 22 DE MAYO
• SAN AGUSTIN: 28 DE AGOSTO

Galería

Mapa


Ficha técnica

Comarca:  ADICOMT: Asociación para el Desarrollo Integral Miajadas-Trujillo
Web:  http://www.santacruzdelasierra.es/
  • No se han encontrado comentarios
Añadir comentarios

Logo Club del JamónLogo LeaderLogo Ministerio