Lugares Destacados

Estación de esquí La Covatilla
Estación de esquí La Covatilla
Mezquita de Córdoba
Mezquita de Córdoba
Castillo de Luna
Castillo de Luna
Parque Natural de Cornalvo
Parque Natural de Cornalvo
Parque Nacional de Monfragüe
Parque Nacional de Monfragüe
Bajá de la Virgen de la Sierra
Bajá de la Virgen de la Sierra

Agenda de Eventos

Noticias

Situado al norte de la provincia de Huelva, el Parque Natural de la Sierra de Aracena y Picos de Aroche regala al visitante algunos de los rincones más bellos de Andalucía. Este parque natural es uno de los espacios protegidos más importantes de la Comunidad y que ocupa todo el norte de la provincia con sus dehesas y pequeñas elevaciones cubiertas, predominantemente, de bosques de encinas, alcornoques, castaños y monte bajo, por donde cursan numerosos arroyos, conformando un paisaje de extraordinaria belleza y atractivo, ideal para la ganaderí­a, especialmente para el cerdo ibérico, que encuentra aquí unas condiciones ideales.

Aroche, herencia almohade

El punto de partida de nuestra Ruta del Jamón Ibérico por la Sierra de Aracena y Picos de Aroche es la localidad de Aroche. Un municipio enclavado sobre una colina, frente a los picos de su nombre, en la parte occidental del Parque Natural de la Sierra de Aracena y los Picos de Aroche,  A su término también pertenecen parte del Paraje Natural de Las Peñas de Aroche y del Sierra Pelada y Ribera del Aserrador. A escasos metros de la plaza del Ayuntamiento, en un edificio histórico rehabilitado por la Junta de Andalucía, se encuentra el Centro de Recepción de visitantes. En este lugar le informarán de todas las posibilidades turísticas que ofrece Aroche al visitante.

Su casco urbano, declarado Bien de Interés Cultural forma un conjunto de gran atractivo presidido por la Iglesia parroquial con su caracterí­stica torre, que se sitúa junto al castillo y las murallas almorávides, dentro de las cuales se halla la plaza de toros edificada en 1804. Desde este recinto se divisa una panorámica bellí­sima de las dehesas y de los Picos. Otros monumentos de interés son la Ermita de San Pedro de la Zarza, el acueducto romano, el Dolmen de la Belleza, etc.

Cortegana, medieval y mágica.

Cogemos el coche y tan solo 15 minutos de Aroche continuando por la N-433 llegamos a la localidad vecina de Cortegana.

Ya sea por su castillo, muy bien conservado y que en agosto se convierte protagonista de una feria medieval, o por su historia, Cortegana tiene un aire medieval. Sus calles son dignas de recorrer al igual que sus edificios de culto. Otro punto a su favor es que cuenta con una amplia oferta turística, todo adornado con los productos del cerdo ibérico producidos en la zona y en los que se basa la gastronomía local.

Las Jornadas Medievales de Cortegana, consideradas por meritos propios uno de los principales eventos turísticos-culturales de la provincia de Huelva brilla con luz propia en el verano onubense. Un amplio programa de actividades (teatro, animación, conciertos, mercado, música, magia, gastronomía...) con un protagonista central el portentoso del Castillo de Sancho IV, el prestigio académico que irradia el Foro Medieval y la participación activa de vecinos de Cortegana y visitantes, se funden en un evento concebido para el disfrute de todos los públicos, de las familias, de los jóvenes, de los investigadores y los buscadores de sueños, de momentos mágicos.

Jabugo, capital del jamón.

La siguiente etapa de nuestra ruta es la famosa localidad de Jabugo. Hablar de Jabugo, es hablar de la capital del jamón y de las chacinas de cerdo ibérico pues ha sido desde antiguo el principal productor de tan exquisitos manjares. El almagre de las laderas, antaño mezclado con agua, condicionó el paisaje urbano, al servir como pintura para zócalos de las fachadas, cocinas y patios. En una sabia simbiosis de naturaleza y cultura, también se usó en una singular alfarería, ya desaparecida, como tantas otras actividades tradicionales.

Entre el patrimonio artístico destaca la iglesia de San Miguel Arcángel, con estilo de tradición mudéjar, comenzada en el siglo XVI, pero con sucesivas modificaciones y ampliaciones hasta el XVIII, época de la que también se conservan algunas casas típicas. A la salida del pueblo, en dirección a Badajoz, nos encontramos con El Tiro Pichón, construido a principios del siglo XX, observándose en el mismo la huella artística del arquitecto sevillano Aníbal González.

Por sí solo, el Jamón de Pata Negra, merece una visita a Jabugo. Por su sabor, por las sensaciones que provoca, y porque el entorno que rodea  no dejará impasible a las personas que gustan de disfrutar de los dones de la naturaleza.

Aracena, Museo del Jamón y Gruta de las Maravillas

Abandonamos Jabugo y continuamos nuestra ruta por la N-433 hasta llegar a la localidad de Aracena, última etapa de nuestra Ruta del Jamón Ibérico por la Sierra de Aracena y Picos de Aroche. Aracena, es la capital de la comarca y la que da nombre a la Sierra y al Parque Natural. Uno de los espacios protegidos más importantes de la Comunidad Andaluza. Sus dehesas y pequeñas elevaciones cubiertas de bosques de encinas, alcornoques, castaños y monte bajo, por donde fluyen numerosos arroyos, conformando un paisaje de extraordinaria belleza y atractivo. Ideal para la ganadería, especialmente para el cerdo ibérico, que encuentra aquí unas condiciones inmejorables. 

Su casco urbano, repleto de monumentos y declarado Bien de Interés Cultural, se ubica al pie del antiguo Castillo y de la Iglesia Prioral de Ntra. Sra. del Mayor Dolor, que conserva el alminar de la mezquita que le precedió. Además de ésta y otras muchas Iglesias que componen su patrimonio, lo más destacado, y por lo que es más conocida es por la Gruta de las Maravillas una de las formaciones kársticas más interesantes de España y de una belleza extraordinaria.

Aracena ofrece al visitante una de las grutas más bellas y mejor conservadas del mundo, la Gruta de las Maravillas. Abierta al público en 1914, la Gruta de las Maravillas es una de las pioneras del turismo subterráneo en España. La gran extensión de sus lagos, la abundancia y variedad de formaciones, y la longitud de su desarrollo hacen de este complejo subterráneo un conjunto de gran belleza y vistosidad.

Otra de las visitas imprescindibles en nuestra ruta es el Museo del Jamón de Aracena. Un Centro de  Interpretación del Cerdo Ibérico, concebido para proporcionar información y difundir, de manera didáctica, toda una cultura milenaria y serrana heredada de padres a hijos.

A través de sus siete salas nuestro visitante irá descubriendo, poco a poco, a nuestro protagonista: el cerdo ibérico.

 

Galería

  • No se han encontrado comentarios
Añadir comentarios

Logo Club del JamónLogo LeaderLogo Ministerio