Lugares Destacados

Las Arribes del Duero
Las Arribes del Duero
Parque Natural de Cardeña-Montoro
Parque Natural de Cardeña-Montoro
Teatro Romano
Teatro Romano
Iglesia de Santa María magdalena
Iglesia de Santa María magdalena
Puente Romano
Puente Romano
Castillo Duques de Alba
Castillo Duques de Alba

Agenda de Eventos

El jamón ibérico es el hilo conductor de esta ruta que recorre los emplazamientos cacereños en los que la tradición de la producción y consumo del jamón ibérico está más arraigado.

Dicen que a Carlos V le encantaba el jamón ibérico y que en toda comida en la que estuviera presente, se servía un plato de este exquisito manjar. De los extremeños, el de Montánchez era su favorito. Y es que el territorio que comprende la comarca de Montánchez-Tamuja es una de las áreas de Extremadura en las que la cura y degustación de jamón ibérico tiene más tradición.

Por eso, si como a la mayoría te gusta el jamón y si como en su día hiciera el emperador, quieres disfrutar del sabor y calidad de los perniles de los cerdos ibéricos extremeños y conocer de primera mano el proceso de elaboración que lleva al jamón de la dehesa a la mesa, recorre una de las rutas del jamón que ofrece Extremadura: la Ruta de Montánchez. Esta ruta recorre 19 municipios de la comarca del mismo nombre, entre las que destacan Aldea del Cano, Almoharín, Arroyomolinos, Benquerencia, Botija, Montánchez, Plasenzuela, Sierra de Fuentes, Torre de Santa María, Torreorgaz y  Zarza de Montánchez.

Es precisamente en este último enclave en el que se encuentra la encina llamada "La Terrona".Y es que este ejemplar de Quercus ilex  es posiblemente el más grande del mundo. Así lo demuestran sus monumentales medidas: 16 metros de altura y 7,80 metros de perímetro de tronco. Sólo el hecho de estar delante de ella te sobrecogerá, ya que tiene más de 800 años, y por el camino que hay en sus inmediaciones ha visto cabalgar a los Caballeros de la Orden Militar de Santiago, hacia la Reconquista del siglo XIII.

Está situada en el Camino Real, dentro del paraje conocido con el nombre de Cordel de la Cumbre. En él encontrarás muchos más atractivos, ya que, según la estación del año, podrás observar varias especies de avifauna, como el águila calzada o el milano real, junto con otras aves propias de las dehesas, como el alcaudón común, la abubilla, el rabilargo, el herrerillo común o el verdecillo. Pero esto no es todo porque este paraje natural también te ofrece la posibilidad de disfrutar de la flora más representativa de esta zona, como la jara blanca o los narcisos. 

En Botija podrás pasear por una dehesa comunal, en la que los vecinos dejan pastar su ganado en época de montanera para sacar partido a la bellota. Y ya en Montánchez, encontrarás los mejores secaderos, muchos de ellos naturales y funcionando desde principios del siglo pasado, si no desde antes.

Al pasear por sus calles, te encontrarás rodeado de jamonerías, secaderos, restaurantes y bares de tapas en los que los montanchegos te enseñarán "in situ"  las claves del auténtico jamón ibérico de Montánchez. Mucho más si decides completar tu visita con una cata. Totalmente recomendable si quieres disfrutar de ese sabor tan característico de los perniles ibéricos de la tierra. Algunas bodegas ofrecen también degustaciones de vinos de pitarra típicos de la comarca.

 Fuente: Turismo de Extremadura

Galería

Ficha técnica

wn21_alta_comite:  0000-00-00 00:00:00
wn21_baja_comite:  0000-00-00 00:00:00
  • No se han encontrado comentarios
Añadir comentarios

Logo Club del JamónLogo LeaderLogo Ministerio