Lugares Destacados

Ciudad Monumental de Cáceres
Ciudad Monumental de Cáceres
Santuario de la Peña de Francia
Santuario de la Peña de Francia
Fiesta del Cerezo en Flor
Fiesta del Cerezo en Flor
Parque Nacional de Doñana
Parque Nacional de Doñana
Real Monasterio de Guadalupe
Real Monasterio de Guadalupe
Yacimiento Arqueológico de Cacho Roano
Yacimiento Arqueológico de Cacho Roano

Agenda de Eventos

Noticias

Un aspecto importante a la hora de comprar un jamón ibérico y poder cortarlo adecuadamente es conocer la morfología del jamón ibérico, cada una de sus partes y sus cualidades. De este modo, conociéndome cuales son las partes de un jamón ibérico  tendremos claro en que momento consumir cada parte del jamón y como aprovecharla al máximo. 

Aparte del hueso o la pezuña, en un Jamón Ibérico podemos encontrar unas seis partes diferenciadas. dichas partes serían: Maza, Contramaza, Babilla, Punta, Jarrete y Caña. A continuación describiremos cada una de estas partes para que las identifiques mejor.

MAZA. La maza es la parte del jamón Ibérico que presenta mayores cantidades de carne. Por ello, es considerada la parte más rica, ya que de ahí se extrae la carne más sabrosa, tierna y jugosa. Es una zona muy apreciada sensorialmente. Esta parte ofrece bastante rendimiento y posee normalmente un mayor grado de infiltración de grasa. 

CONTRAMAZA: La Contramaza es la zona de la pieza opuesta a la maza. Es más estrecha y normalmente más curada, presenta por ello una mayor consistencia. Esta zona no ofrece gran rendimiento ya que tanto superficialmente como a nivel interno ofrece poco contenido graso. 

BABILLA. La babilla por otra parte, al estar delimitada por los huesos fémur y coxal, contiene menor cantidad de jamón que la "maza". A pesar de que esta parte es menos jugosa que la maza, se recomienda empezar por ella cuando el consumo del jamón va a ser prolongado en el tiempo, con el objetivo de conservarlo mejor y aprovechar la pieza lo mejor posible. 

PUNTA. La Punta es la parte distal del jamón totalmente opuesta a la pezuña. Es muy sabrosa y posee un buen nivel de contenido graso. No obstante, si no se encuentra suficientemente protegida de grasa, en ocasiones puede resultar algo salada.

JARRETE y CAÑA.En la parte del jarrete y la caña la textura de la carne es más dura y fibrosa presentando sabores diferentes. También suele ser la parte más aceitosa. Por este motivo, la carne de esta zona suele ser habitualmente utilizada para extraer taquitos de jamón.

Por último, otra parte del jamón que no debemos desdeñar es la 
Pezuña, ya que se puede usar para hacer margníficos caldos.

Galería

  • No se han encontrado comentarios
Añadir comentarios

Logo Club del JamónLogo LeaderLogo Ministerio